SEGURIDAD, PRIVACIDAD Y PROTECCIÓN DE DATOS

LA IMPORTANCIA DE TENER EL CONTROL DE TU PRIVACIDAD

01/04/2019                                                                          Tiempo de lectura: 4 min

¿QUÉ ES LA PRIVACIDAD DIGITAL?

 

La palabra “privacidad” proviene del latín, del verbo privare, que significa “privar”. Esta palabra a su vez dió origen a la palabra “privatus” que se define como “aquello que no es público”.

La privacidad es la parte interior más profunda de la vida de una persona, que comprende sus sentimientos, vida familiar o relaciones de amistad.

La identidad digital puede definirse como el conjunto de rasgos que te caracterizan frente a los demás. El término identidad digital pone el énfasis en aquellos rasgos del individuo que encontramos digitalizados y que están a disposición de los demás. La privacidad digital es más que nada el almacenamiento de nuestros actos dentro de Internet como el de las redes sociales. Como sabes, la navegación por internet no es una actividad anónima.

La importancia de la privacidad digital estriba en cómo tus datos personales, imágenes, nombre, apellidos e incluso datos biométricos están en Internet, cómo puede eso repercutir en tu trabajo, tu pareja, tus relaciones comerciales, etc, y la falta de control que puedes llegar a tener sobre los mismos.

Es importante que conozcas que tus datos tienen precio y cada día son más importantes para aquellas organizaciones que quieren adivinar en qué estas pensando, qué vas a necesitar, o en qué vas a estar interesado.

Esto no significa que debas renunciar a utilizar los medios digitales, pero supone que existen nuevas condiciones que debes tener en cuenta para utilizarlos. Para tener una vida privada, una imagen, una identidad es necesario que tú mismo decidas que se debe saber de ti y cuándo, tomando el control sobre los los resultados de este conocimiento.

 

 

¿RESPETAR LA PRIVACIDAD ES UNA OBLIGACIÓN LEGAL?

 

El derecho a la privacidad forma parte de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Esto quiere decir que es un derecho inherente a cada humano, que tiene independencia frente a otros factores, no puede transferirse ni se puede renunciar a él.

El derecho a la privacidad busca garantizar la dignidad del individuo. Más allá de la Declaración Universal de los Derechos Humanos la privacidad está protegida por las legislaciones nacionales. Nuestra norma suprema, la Constitución Española en el artículo 18.4 establece que “la ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos. Asimismo la privacidad está amparada tanto por el Reglamento Europeo de Protección de Datos (UE 2016/679 de 27 de abril de 2016) como por la Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales.

 

 

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA PRIVACIDAD?

 

Todo lo que haces in Internet deja un rastro, y tu información personal es muy valiosa no solo para ti, también para otras personas, empresas e incluso para ciberdelincuentes.

Gran parte de la información que se puede encontrar sobre ti en Internet la has compartido tu mismo: redes sociales, mensajería instantánea, publicaciones en blogs, foros, etc. Cuanta más información facilitas, más fácil se lo pones a aquellos que quieran hacer un uso indebido de ella.

Estos son algunos riesgos que asumes al compartir ciertos datos personales:

 

  • Si tu DNI cae en las manos incorrectas puede ser utilizado para suplantar tu identidad.
  • Cuando tu correo electrónico deja de ser privado puedes comenzar a recibir cada vez un mayor número de spam, mensajes con intención de engañarte (phishing), fraudes, etc.
  • Facilitar tus datos bancarios puede suponer una pérdida económica.
  • Compartir tu ubicación proporciona información que permite que alguien malintencionado pueda localizarte en persona, conocer tus rutinas y hábitos y cuándo estas ausente de tu domicilio.
  • Las fotografías contienen mucha más información de la que piensas: ubicaciones físicas, quienes son tus amigos y familiares, cuál es tu nivel económico, qué aspecto tiene tu domicilio, gustos, preferencias, etc.

 

 

 

¿QUÉ PRIVACIDAD OFRECEN LAS REDES SOCIALES?

 

El panorama de las redes sociales ha evolucionado mucho en los últimos años y lo seguirá haciendo en los siguientes. Las redes sociales son una herramienta de ocio, que pueden ser muy divertidas, pero que hay que utilizar con sentido común. El no conocer las opciones que se te ofrecen, puede llevarte a cometer errores. Uno de los aspectos a tener en cuenta es el de la privacidad.

Las redes sociales te ofrecen muchas posibilidades: contactar con amigos, gente de otra parte del mundo, culturas, relaciones a larga distancia, etc. Sin embargo también conllevan riesgos, y por un abuso de la red o mal uso de la misma, puede generar consecuencias de las que no eres consciente.

Actualmente todas las redes sociales que utilizas disponen de opciones de configuración de privacidad que te permite conocer quién tiene acceso a tus fotos, quién ve tus publicaciones, quién te puede etiquetar, si quieres que tus publicaciones estén geolocalizadas, etc.

Debes valorar qué aspectos de ajustan más a tus necesidades y aplicar las configuraciones pertinentes, siempre teniendo en cuenta que no deberías hacer públicos ciertos aspectos: información íntima, datos bancarios, planes de vacaciones… etc.

 

 

 

PRIVACIDAD EN SERVICIOS GRATUITOS

 

Si un producto es gratis tú no eres el cliente, eres el producto. Al hacer uso de servicios como Google, Facebook, WhatsApp les facilitas datos que dicen mucho sobre quién eres, qué intereses tienes, donde estas… Por eso es importante revisar y configurar correctamente los aspectos sobre privacidad.

Muchas entidades, como parte fundamental de su modelo de negocio y con el fin de proveer de una mejor experiencia a los usuarios, recopila multitud de información de los usuarios, por ejemplo:

  • Lo que piensas, cuáles son tus gustos, interese, ideología.
  • Qué haces cuando navegas, qué vídeos ves o qué blogs visitas.
  • Dónde estuviste, dónde estas y dónde tienes planeado ir, lugares que frecuentas, etc.
  • Con quien estás en contacto por chat, email, redes sociales.

 

Aunque los datos se utilicen para ofrecerte una mejor experiencia de usuario, la realidad es que también son utilizados, al menos, con fines publicitarios.

 

 

 

LAS COOKIES Y LA PRIVACIDAD

 

Cuando navegas por Internet, al visitar una web por primera vez aparece un mensaje del estilo “uso de cookies” o “política de cookies”, pero… ¿sabes realmente qué es una cookie?

Las cookies son pequeños ficheros que se guardan en tu dispositivo y contienen información de las páginas web que vas visitando, así como otros datos de navegación, como puede ser los anuncios que has visitado, el idioma, la zona horaria, si has proporcionado tu dirección email, etc.

Las cookies te permiten navegar de forma rápida y sencilla por una web, la opción de personalizar su contenido en función de la ubicación geográfica…etc, por ejemplo si lees un artículo sobre una temática concreta, la web puede ofrecerte más artículos relacionado

Pero aparte de los usos legítimos que se hacen de las cookies, en ocasiones pueden ser explotadas por ciberdelincuentes para llevar a cabo acciones ilícitas: saber fallos de software, ser redirigido a tiendas online fraudulentas, fake news, secuestros de sesión, etc.

Para evitar en la medida de lo posible estas situaciones se debe configurar correctamente el navegador y de forma particular el uso que éste realiza de las cookies.

 

 

PRIVACIDAD EN NAVEGADORES

 

Mientras navegas por internet también proporcionas involuntariamente mucha información. El navegador puede almacenar ciertos datos: el historial de navegación, las contraseñas que utilizas para acceder a algunos servicios, los datos que introduces en formularios, las cookies, etc.

Todos estos datos guardados por el navegador aportan mucha información sobre ti, por eso existen determinados programas diseñados para robarla y cederla a delincuentes. Si quieres mejorar la seguridad es conveniente que borres periódicamente estos datos de tu navegador o que lo configures para que no los almacene.

 

 

 

¿CONOCES EL DERECHO AL OLVIDO?

 

El derecho al olvido es el derecho a solicitar, bajo ciertas condiciones, que los enlaces a tus datos personales no figuren en los resultados de una búsqueda en internet realizada por tu nombre. Es decir, es la manifestación del derecho de supresión aplicado a los buscadores de Internet.

El derecho al olvido hace referencia al derecho a impedir la difusión de información personal a través de internet cuando su publicación no cumple los requisitos de adecuación y pertinencia previstos en la normativa.

Incluye el derecho a limitar la difusión universal e indiscriminada de datos personales en los buscadores cuando esta información es obsoleta o ya no tiene relevancia ni interés público, aunque la publicación original sea legítima.

Para ejercer el derecho al olvido puede dirigirte a la entidad que está tratando tus datos (el buscador), si la entidad no responde a la petición realizada o el consideras que la respuesta recibida no es la adecuada puedes interponer una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos.

 

 

 

PRIVACIDAD EN INTERNET

 

Cuando te das de alta en un nuevo servicio, no sueles leer sus condiciones de uso, las aceptas directamente. Esto no es una buena práctica he deberías cambiarla, los términos y condiciones de un servicio son un contrato que estás firmando con los creadores de dicho servicio, es importante que conozcas lo que estás aceptando.

Estos son algunos ejemplos de condiciones que puedes estar aceptando inconscientemente:

  • Una cláusula que se reserva el derecho a suspender o cancelar los servicios en cualquier momento. Esto podría suponer que tu cuenta en ese servicio puede desaparecer de un día para otro. Imagina, por ejemplo, que tienes un servicio de almacenamiento de datos en la nube que elimina todos tus datos sin previo aviso.
  • Puedes estas dando permiso para que la información que facilites pueda ser utilizada según les convenga: enviarte publicidad, elaborar tu perfil, la toma de decisiones automatizadas…etc.
  • Es posible que estés aceptando que todas las imágenes que subas a ese servicio dejen de ser tuyas y pasen a ser de su propiedad.
  • Quizás te esté vetando la opción de eliminar los datos que facilitas al servicio y queden allí reflejados, por ejemplo en una red social, aunque decidas que ya no quieres que sean visibles.
  • Podrías estar aceptando que se reserven el derecho a realizar cambios en los términos y condiciones sin necesidad de avisarte, al menos para comprobar si estas conforme con dichos cambios.

 

Debes tomarte los términos y condiciones como un contrato, leyendo cada punto y valorando lo qué estás aceptando.

 

 

 

Si te ha resultado interesante el artículo síguenos en redes sociales…

Suscríbete a NEWS

6 + 11 =

¿Es legal la actuación de una empresa de recobros?

SEGURIDAD, PRIVACIDAD Y PROTECCIÓN DE DATOS noviembre 2018              09:00                                                                      Tiempo de lectura: 4 min LinkedIn Facebook Twitter Youtube Las empresas de recobros son empresas...

leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Para poder continuar utilizándolas es necesario su consentimiento y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies