673 248 261 safe@safe-lopd.com

CLAVES OCULTAS

El fracaso de tu email marketing

CLAVES OCULTAS: El fracaso de tu email marketing

EL FRACASO DE TU EMAIL MARKETING

Ciberseguridad y Protección de Datos

25/01/2024    Tiempo de lectura 4 min.

En el vasto mundo digital, donde la comunicación es rápida y omnipresente, nos encontramos con una sombra persistente que amenaza la integridad de nuestras bandejas de entrada: el spam. Pero, ¿qué es exactamente una trampa de spam y cómo puede influir en la entregabilidad de nuestros correos electrónicos y, por ende, en el cumplimiento de las normativas de protección de datos y en el fracaso de tu email marketing?

¿Qué es una trampa de spam?

Una trampa de spam, también conocida como trampa de honeypot, es una herramienta utilizada por los proveedores de servicios de correo electrónico y los defensores del spam para identificar y filtrar correos electrónicos no deseados. Estas trampas funcionan como señuelos que parecen direcciones de correo electrónico legítimas pero que, en realidad, están diseñadas para atraer y atrapar a los remitentes de correo no solicitado.

 

El laberinto del spam

En el mundo del email marketing, un desafío constante es sortear las trampas de spam, que pueden tener repercusiones graves en la entregabilidad y el cumplimiento del RGPD. Incluso los remitentes más diligentes, aquellos obtienen correctamente el consentimiento, pueden encontrarse enredados en este laberinto digital debido a errores y equívocos.

 

 

Impacto en la Entregabilidad

Cuando un remitente de correo electrónico envía mensajes a una trampa de spam, esto puede tener consecuencias devastadoras para la entregabilidad de sus emails, puede ocasionar el fracaso de tus campañas de email marketing. Los proveedores de servicios de correo electrónico monitorean de cerca la actividad de las trampas de spam y penalizan a los remitentes cuyos mensajes son atrapados en ellas. Esto puede resultar en que los correos electrónicos legítimos sean filtrados como spam o incluso que la dirección IP del remitente sea bloqueada, lo que afecta negativamente la capacidad de llegar a la bandeja de entrada de los destinatarios.

¿Cómo me va a afectar si obtengo correctamente el consentimiento?

A pesar de seguir todas las mejores prácticas, un remitente que obtiene el consentimiento legítimo de sus suscriptores aún puede ser etiquetado erróneamente como spam por las trampas de spam. Este equívoco puede surgir por diversas razones:

Errores en la Configuración de la Trampa: Las trampas de spam pueden ser configuradas de manera incorrecta o interpretar mal la actividad legítima como spam. Esto puede ocurrir si, por ejemplo, un suscriptor realiza una acción que la trampa malinterpreta como una señal de spam, como abrir un correo electrónico varias veces en un corto período.

Compartir Direcciones de Correo Electrónico: Incluso cuando un remitente obtiene el consentimiento adecuado, si los suscriptores comparten sus direcciones de correo electrónico de manera irresponsable o caen en manos de terceros que realizan prácticas de spam, existe la posibilidad de que esas direcciones terminen en trampas de spam.

Errores Humanos: Los errores humanos, como ingresar direcciones de correo electrónico incorrectas en una lista de suscriptores o enviar correos electrónicos a destinatarios que no han optado por recibirlos, también pueden conducir a que un remitente legítimo sea atrapado por una trampa de spam.

Consecuencias para el Remitente

Cuando un remitente, aunque esté haciendo las cosas bien, es etiquetado erróneamente como spam por una trampa de spam, las consecuencias pueden ser desastrosas. Además del impacto en la entregabilidad de sus correos electrónicos, el remitente puede enfrentar:

Daño a la Reputación: Ser marcado como spam puede dañar la reputación del remitente, lo que afecta su credibilidad y confianza entre los suscriptores y los proveedores de servicios de correo electrónico.

Sanciones y Penalizaciones: Algunos proveedores de servicios de correo electrónico imponen sanciones y penalizaciones a los remitentes que son identificados como spam, lo que puede resultar en la suspensión de cuentas o la imposición de restricciones en el envío de correos electrónicos.

Costos Financieros: Corregir los errores y reparar la reputación dañada puede implicar costos financieros significativos para el remitente, desde la contratación de expertos en entregabilidad hasta la implementación de medidas de seguridad adicionales.

Que no te marquen como spam

En el intrincado laberinto del spam, incluso los remitentes más diligentes y respetuosos de la privacidad pueden encontrarse atrapados por errores y equívocos. Es crucial que los remitentes adopten medidas proactivas para mitigar el riesgo de ser marcados como spam, como monitorear de cerca la actividad de sus listas de suscriptores, implementar medidas de seguridad robustas y mantenerse actualizados sobre las mejores prácticas de marketing por correo electrónico. Solo entonces podrán navegar con éxito por este laberinto digital y mantener la integridad de sus comunicaciones electrónicas. Ponle freno al fracaso de tu email marketing.

Relación con el Cumplimiento el RGPD 

La relación entre las trampas de spam y la normativa de Protección de Datos es innegable. En muchos casos, los remitentes de correo no deseado obtienen las direcciones de correo electrónico de forma ilegítima, mediante prácticas como la recolección no autorizada de direcciones de correo electrónico, el uso de listas de correo compradas o la extracción de direcciones de sitios web y redes sociales sin el consentimiento de los usuarios. Estas prácticas no solo violan la privacidad de los individuos, sino que también incumplen regulaciones de protección de datos como el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR).


Cuando los remitentes de correo electrónico utilizan direcciones obtenidas de manera ilegítima y estas caen en una trampa de spam, se intensifican las consecuencias. Además del impacto en la entregabilidad, esto puede resultar en acciones legales y multas por incumplimiento de las regulaciones de protección de datos.

Un riesgo muy real: el fracaso de tu email marketing

Las trampas de spam representan un desafío significativo para los remitentes de correo electrónico, ya que pueden comprometer la entregabilidad de sus mensajes y poner en riesgo el cumplimiento de las regulaciones de protección de datos. Para evitar caer en estas trampas, es fundamental seguir buenas prácticas de marketing por correo electrónico, como obtener el consentimiento explícito de los destinatarios antes de enviar correos electrónicos, mantener actualizadas y limpias las listas de suscriptores, y respetar siempre la privacidad y las preferencias de los usuarios. Solo así podremos navegar por el laberinto del spam con éxito y mantener la integridad de nuestras comunicaciones digitales.

 

 MÁS INFO SOBRE ESTE TEMA:

 

https://www.incibe.es/ciudadania/blog/evita-el-spam-con-unas-sencillas-pautas

https://www.incibe.es/incibe-cert/blog/seguridad-en-correo-electronico-lucha-contra-phishing-y-spam

https://safe-lopd.com/sabrias-identificar-fraude-online/blog/

 

NO HAY REMARKETING SIN CONSENT MODE

NO HAY REMARKETING SIN CONSENT MODE

25/01/2024    Tiempo de lectura 4 min.¿Puede un cliente pedirte los TC2 de tus empleados? El año 2024 ha traído cambios importantes al mundo de la publicidad en internet. Google ha decidido eliminar el uso de las cookies de terceros para casi todos los usuarios....

¿Puede un cliente pedirte los TC2 de tus empleados?

¿Puede un cliente pedirte los TC2 de tus empleados?

25/01/2024    Tiempo de lectura 4 min.¿Puede un cliente pedirte los TC2 de tus empleados? En el mundo empresarial actual, la transparencia y el cumplimiento normativo no son solo obligaciones legales, sino pilares de confianza y reputación. Sin embargo, como líder...

Si te ha resultado interesante el artículo síguenos en redes sociales…

Suscríbete a NEWS

1 + 9 =

Uso de cookies

Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de sus usuarios sin su consentimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos. Para más información pulse AQUÍ ACEPTAR

Aviso de cookies